15/10/2016
COLUMNA

Tengo hambre todo el tiempo

¿Para qué comemos? Habitualmente no nos hacemos esta pregunta, pero lo que si pensamos varias veces todos los días es el ¿qué vamos comer?.
Tengo hambre todo el tiempo
Autor : Dr. Luis María Delupi /Facebook y canal de youtube: mi comida me sana

Podríamos decir, entre otras cosas, que “comemos porque tenemos hambre”, o porque “es la hora de comer”, o porque “me siento ansioso/a”, o porque “me voy a desnutrir”, o porque “me encanta comer”, o “por tu porque”…

Ahora bien, más allá de todo esto, podríamos decir también que comemos porque “necesitamos energía” para funcionar!...Con este ultimo porque, nos estaríamos acercando un poco más al “para qué comemos” , y así empezar a entender la importancia de elegir aquellos alimentos que realmente nos aporten esa energía que necesitamos.

Si nos ponemos “sinceritos” y no nos hacemos trampa, veremos que los “porque comemos” que mencionamos al principio, son más comúnmente las razones que nos llevaron a la mesa o a la heladera; pero casi nunca, nos ponemos a pensar cuanta vitalidad tiene lo que estamos eligiendo comer.

Actualmente casi todas las comidas llegan a nuestros platos procesadas y desvitalizadas, ya que las preparamos con muchos productos refinados y cocinados. No hay duda que si la mayoría de lo que comemos es de este tipo, estaremos ingresando a nuestro cuerpo muy poca energía real, debido a que esta se ha perdido durante estos procesos. Imagina que todos los días fueses al cajero y sacas dinero, pero nunca depositas o lo haces en menor cantidad de lo que gastas... ¿Adivina cual será el final de tu cuenta bancaria?

Esta manera de alimentarnos nos llevará a que tengamos hambre todo el tiempo, que comamos y no nos sintamos satisfechos y vitales, sino más bien nos sentirnos  con la necesidad de tirarnos a descansar después de cada comida, para al rato andar buscando de nuevo que picar. Esto nos lleva a que terminemos comiendo mucho más cantidad durante el día, el mes y el año, que si hubiésemos optado por comidas con mayor vitalidad. No hay duda, que comer de mas ya sabes dónde nos terminará llevando!

Es necesario que como mínimo la mitad de los alimentos en nuestros platos estén “vivos” para no estar con las cuentas en rojo. Te invito a que empecemos a mirar cuanta comida “viva” ponemos durante el día en nuestros platos; como regla, si esta todo cocinado o si sale de paquetes, latas y cajitas tendremos muy poca vitalidad allí!… ¿Cómo estamos?.

Las comidas con más energía se encuentran en los alimentos frescos, sin cocinar o irradiar, sin procesar, sin aditivos (como colorantes, conservantes, sales, etc); En pocas palabras en la comida de verdad y cuanto más cerca de su cosecha este ella, mas energía tendrá!.

Por último, pensemos en uno de los tantos alimentos “vivos” que como opciones tenemos, la fruta es uno de ellos; esta funciona como una “pilita” que una vez ingerida nos cargará nuestra propia pila!...esto sería como ir a depositar en tu cajero, del que ya estuvimos hablando.

Para hacernos más fácil crear este habito y empezar a “cargar las pilas” hoy mismo, podemos ayudarnos colocando un frutera en la mesa de casa, llevarnos una frutas al trabajo, tener siempre alguna en el auto, en la mochila o simplemente recordar que puedes entrar a una  verdulería y salir comiendo una manzana, así de fácil!...

Que es caro!... saca las cuentas y fíjate cuanto pagas el kilo de unos snacks, alfajores o de unas facturas (multiplica el valor de los gramos del paquete hasta llegar al kilo), en comparación con un kilo de fruta de estación y de tu zona... ¿Qué te resultó más caro?...

La semana que viene seguiremos compartiendo más opciones para sumarle más vitalidad a nuestros cuerpos!...Muchas gracias y buena semana.

Neuquén Al Instante

Dejar un comentario