23/10/2020
29 DE OCTUBRE

Hablemos sobre los accidentes cerebrovasculares

El 29 de octubre es el dia Mundial del Accidente Cerebro Vascular (ACV) en el mundo, una fecha destinada a la concientización de la enfermedad y a la difusión de los factores de riesgo, la detección a tiempo, y las posibilidades de tratamiento.
Hablemos sobre los accidentes cerebrovasculares

La médica Neurocirujana, especialista en enfermedades vasculares del cerebro, Miriam Vicente, nos comenta sobre la concientización de la enfermedad y a la difusión de los factores de riesgo, la
detección a tiempo, y las posibilidades de tratamiento. 

¿Por qué importa el accidente cerebrovascular?

Cualquier persona puede sufrir un ACV, en cualquier momento y en cualquier lugar. En la actualidad, el accidente cerebrovascular es la principal causa de discapacidad en todo el mundo y la segunda causa de muerte, pero casi todos los accidentes cerebrovasculares se pueden prevenir.

El ACV es una afección en la que se interrumpe el suministro de sangre al cerebro, lo que provoca falta de oxígeno, daño cerebral y pérdida de función. La causa más frecuente es un coágulo en una arteria que suministra sangre al cerebro, una situación conocida como isquemia ocasionado un infarto cerebral . También puede ser causada por una hemorragia cuando un vaso roto hace que la sangre se filtre al cerebro.

El accidente cerebrovascular puede causar daños permanentes, incluida la parálisis parcial y el deterioro del habla, la comprensión y la memoria. Es también una de las principales causas de demencia en el mundo. La extensión y la ubicación del daño determina la gravedad del accidente cerebrovascular, que puede variar de mínima a catastrófica.

El accidente cerebrovascular ya ha alcanzado proporciones epidémicas. A nivel mundial, 1 de cada 4 adultos mayores de 25 años sufrirá un accidente cerebrovascular en su vida. En Argentina, se estima que ocurren unos 200 mil ACV por año, y que el 30% fallece en el primer mes. Esto es, unas 60 mil personas anualmente.

El ACV es la principal causa de muerte y discapacidad a nivel mundial, afectando de manera desproporcionada a las personas que viven en países de escasos recursos. De 2000 a 2008, las tasas generales de incidencia de accidentes cerebrovasculares en los países de ingresos bajos a medianos superaron en un 20% las tasas de incidencia observadas en los países de ingresos altos. Hoy en día, dos de cada tres personas que sufren un accidente cerebrovascular viven en países de ingresos bajos y medios.

Este año, y a raíz de la pandemia COVID 19, la mayoría de los centros del mundo informaron una disminución en las consultas por sospecha de ACV que osciló entre el 8% y el 90% con una disminución media de aproximadamente el 40%. El miedo al coronavirus lleva a que muchos pacientes demoren el llamado a emergencias ante los síntomas. Pero cada minuto cuenta y los hospitales tienen protocolos para que se sientan seguros.

Uno de los principales procesos patológicos que provocan un accidente cerebrovascular es la hipertensión arterial . La incidencia de accidente cerebrovascular aumenta significativamente con la edad. Hay muchos otros factores de riesgo, que incluyen el consumo de tabaco, la inactividad física, la dieta poco saludable, el consumo nocivo de alcohol, la ateroesclerosis, la fibrilación auricular, los niveles elevados de lípidos en sangre, la obesidad, el sexo masculino, la disposición genética y los factores psicológicos.

HAY DOS TIPOS PRINCIPALES DE ACV: ISQUEMICO Y HEMORRAGICO

a) ISQUEMICOS: Estos accidentes cerebrovasculares ocurren como resultado de una obstrucción en un vaso sanguíneo que suministra sangre al cerebro. Una obstrucción del flujo sanguíneo en los vasos sanguíneos puede causar la formación de un coágulo de sangre, esto se llama trombosis cerebral.

La principal causa de las trombosis cerebrales son los depósitos de grasa en los vasos sanguíneos y las arterias (aterosclerosis). Los vasos sanguíneos también pueden estar bloqueados por un coágulo de sangre que se ha formado en otra parte del cuerpo, generalmente el corazón o las arterias grandes de la parte superior del pecho y el cuello. A veces, una parte de un coágulo de sangre se desprende, ingresa al torrente sanguíneo y viaja a través de los vasos sanguíneos del cerebro hasta llegar a vasos demasiado pequeños para dejarlo pasar. Esto se llama embolia cerebral. La principal causa de este tipo de coágulo es un latido cardíaco irregular, conocido como fibrilación auricular (FA), una arritmia relativamente frecuente y que tiene tratamiento

B) HEMORRAGICOS: Los accidentes cerebrovasculares hemorrágicos ocurren cuando un vaso sanguíneo debilitado se rompe y sangra en el cerebro. La sangre se acumula y crea presión sobre el tejido cerebral circundante. Estas hemorragias pueden deberse a un aneurisma o una malformación arteriovenosa (MAV).

Aneurisma

Un aneurisma es una dilatación de una región debilitada de un vaso sanguíneo. Si no se trata, el aneurisma continúa debilitándose hasta que se rompe y sangra en el cerebro.

Malformación arteriovenosa

Una MAV es un grupo de vasos sanguíneos formados de manera anormal. Cualquiera de estos vasos puede romperse, provocando también una hemorragia en el cerebro.

c) ACCIDENTE ISQUEMICO TRANSITORIO (AIT o mini accidente cerebrovascular): Un AIT es causado por una interrupción temporal en el suministro de sangre a un área del cerebro. Puede causar síntomas similares a los de un accidente cerebrovascular, pero a diferencia de un accidente cerebrovascular, estos síntomas desaparecen rápidamente y generalmente se resuelven por completo en 24 horas.

En las primeras etapas de un AIT es imposible saber si se trata de un accidente cerebrovascular o no, por lo que es importante llamar a los servicios de emergencia. Las personas que tienen AIT también corren el riesgo de sufrir más AIT o un accidente cerebrovascular completo, por lo que es importante que consulten a un médico que pueda analizar las causas del AIT y brindar tratamiento para la causa subyacente.

Los factores de riesgo de AIT son similares a los de accidente cerebrovascular y los AIT también contribuyen a un mayor riesgo de demencia a largo plazo.

Reconocer cuándo alguien está sufriendo un accidente cerebrovascular y recibir atención médica de emergencia inmediata marca una gran diferencia para la supervivencia y la recuperación.

¿Cómo lo reconocemos?

El accidente cerebrovascular es un problema médico complejo. Pero hay formas de reducir significativamente su impacto. Reconocer temprano los signos de un accidente cerebrovascular, tratarlo como una emergencia médica, ingresar en una unidad especializada en accidentes cerebrovasculares y acceder a la mejor atención profesional puede mejorar sustancialmente los resultados.

Los principales síntomas del accidente cerebrovascular se pueden recordar y verificar de la siguiente manera:

  • Cara: ¿la cara está inclinada hacia un lado?
  • Brazos: ¿hay debilidad en un brazo?
  • Habla: habla arrastrada o confusa Hora: si estos síntomas están presentes, es hora de llamar a los servicios de emergencia.

Por que es importante recordar la hora de comienzo? Porque el ACV tiene unas pocas horas para ser tratado de manera eficaz. Las mayores posibilidades de tratamiento existen dentro de las tres primeras horas de padecido el ACV. Cuanto mas tiempo haya pasado desde el inico, mayor posibilidad de secuelas neurológicas. Recordemos que cada minuto luego de producido el ACV mueren 2 millones de neuronas, que ya no podrán recuperarse.

¿Qué hacer?

El accidente cerebrovascular es un problema médico complejo. Pero hay formas de reducir significativamente su impacto. Reconocer los signos de un accidente cerebrovascular temprano, tratarlo como una emergencia médica con la admisión a una unidad especializada en accidentes cerebrovasculares y el acceso a la mejor atención profesional pueden mejorar sustancialmente los resultados.

Lo primero que debemos hacer ante la sospecha de ACV , es llamar a un servicio de urgencias, que en Neuquen es el 107 o acudir rápidamente al centro de salud mas cercano.

Ahora hablemos de prevencion

Hasta el 90% de los accidentes cerebrovasculares podrían prevenirse abordando una pequeña cantidad de factores de riesgo, como la hipertensión, control de la diabetes, el colesterol, la dieta, el tabaquismo y el ejercicio. La acción preventiva sobre el accidente cerebrovascular también contribuiría a una reducción masiva a escala del accidente cerebrovascular y contribuiría a los objetivos mundiales de reducir las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, la diabetes y otras causas importantes de muerte y sufrimiento en todo el mundo.

¿Qué te pareció esta noticia?
  • Me preocupa
    33%
  • Me gusta
    67%
  • Me da lo mismo
    0%
  • No me gusta
    0%
  • Me da bronca
    0%
Dejar un comentario