martes 9 de agosto de 2022

CONMOCIÓN

“Me escracharon en las redes, pero nadie sabe cómo fue”: la versión del amigo de Agustina

"Llegué y las luces estaban apagadas, entro y la veo a Agus tirada, temblando y convulsionando”, contó Pablo Parra, el joven trabajador petrolero de 24 años dueño del departamento donde ocurrió el violento crimen.

“Me escracharon en las redes, pero nadie sabe cómo fue”: la versión del amigo de Agustina
miércoles 06 de julio de 2022

Pablo Parra, amigo de Agustina y dueño del departamento donde ocurrió el violento ataque habló este miércoles por primera vez con un medio local. Durante la entrevista contó que cuando volvió del almacén "las luces estaban apagadas" y al entrar, ella "estaba tirada, convulsionando".

“Estoy muy angustiado, estoy devastado por esta situación. Intenté hablar con los papás de Agustina y fui al hospital con mis viejos, pero me dijeron que no era el momento para hablar”, comentó el joven en declaraciones con LU19.

Vale destacar que el joven fue apuntado por algunas agrupaciones feministas como sospechoso por el brutal ataque que sufrió la estudiante de medicina de 19 años, que este martes terminó con el peor desenlace, su muerte cerebral. La familia de la víctima también puso en duda su inocencia.

"Vi que me escracharon por las redes sociales, un grupo feminista", aseguró que “nadie sabe cómo fue todo, yo si lo sé”.

Según relató el joven trabajador petroloro, “desde marzo, que ella vino a vivir acá, entablamos una relación. Y ese sábado íbamos a cenar juntos”. 

“Agustina se quedó preparando la ensalada, yo pase por la casa de mis viejos, después compré helado y antes de volver pase a comprar dos cervezas y de ahí me fui a casa”, señaló Parra, quien regresó cerca de las 21.

“Fue todo un horror. Llegué y las luces estaban apagadas, entró y la veo a Agus tirada, temblando, convulsionando”, expresó con angustia.

El joven precisó que no es posible entrar sin acceso por la puerta principal del complejo (de seis departamentos) pero hay una escalera en uno de los permietrales, por donde se sospecha que entraron el o los atacantes. Parra vive en la planta baja y es el único que tiene patio.

“Me quedé perplejo. Llamé a la policía y a la ambulancia”, declaró y confirmó que en el tiempo que esperaba a la policía fue a su habitación y vio que estaba todo revuelto, con la ropa "desparramada en el suelo”.

 

Neuquén Al Instante

 

 

 

SEGUÍ LEYENDO
Últimas noticias