domingo 10 de diciembre de 2023

The Weeknd hizo delirar a sus fans en su primer show en River

El artista canadiense montó un soberbio espectáculo en el que pudo apreciarse su descomunal talento interpretativo y performático, rodeado además de un marco en donde la habitual parafernalia desplegada en shows internacionales se puso al servicio de una propuesta conceptual.

The Weeknd hizo delirar a sus fans en su primer show en River
jueves 19 de octubre de 2023

A seis años de un anodino paso en el marco de Lollapalooza Argentina 2017; The Weeknd se tomó revancha ante un colmado Estadio River Plate, que fue testigo de un espectacular show, el miércoles por la noche.

En el primero de los dos conciertos de la gira "After Hours Til Dawn" que forman parte de su escala por la Argentina, el artista canadiense montó un espectáculo en el que pudo apreciarse su descomunal talento interpretativo y performático, rodeado además de un impactante marco en donde la habitual parafernalia desplegada en shows internacionales se puso, en este caso, al servicio de una propuesta conceptual.

De la mano de su disco "Starboy", de 2016, The Weeknd tuvo un frío debut cuando pisó suelo local por primera vez y, frente a unas monumentales gráficas, se movió en un escenario despojado de músicos y escenografía para manifestarse como un aceptable exponente del hip-hop.

Claro que desde entonces lanzó "After Hours", en 2020, y "Dawn FM", en 2022, dos discos que lo consolidaron como una gran estrella a escala mundial, dueño de una importante cantidad de hits.



Con ese par de anchos bajo la manga, además del anuncio previo de que se trataría de su despedida bajo ese seudónimo para encarar una nueva etapa en su carrera desde su nombre real, Abel Tesfaye, el canadiense aprovechó para que esta segunda chance resultara inolvidable para los fans argentinos, a partir del montaje de un espectáculo que quedará por mucho tiempo en la retina de quienes asistieron.

Inspirado en la estética del célebre filme clave del expresionismo alemán "Metrópolis", de Fritz Lang, se construyó una retrofuturista ciudad en el escenario; una pasarela que conducía al centro del campo de juego en donde se erigía una gigantesca efigie con aspecto de humanoide, y unos metros más avanzando sobre el terrero pendía una enorme esfera que representaba a la luna.

Todo ello se complementó con un impactante despliegue lumínico que se disparaba tanto desde el escenario como desde la silueta humana y se proyectaba también a la luna; que a la vez se replicaba en la pulsera que recibió cada espectador al ingresar al estadio; como también con llamaradas de fuego en el espacio principal y a lo largo de la pasarela.

En ese marco, The Weeknd se presentó como una especie de cyborg, vestido con un enterito con camuflaje militar y un casco lumínico, escoltado por un cuerpo de bailarinas ataviadas en una suerte de burka pero de color pastel, transitando por un futuro distópico.

La mitad del show, que en su totalidad se extendió por un poco más de dos horas y contó con un repertorio de 40 canciones, transcurrió en medio de esta puesta conceptual, con The Weeknd en un posible rol de jefe de una resistencia en una ciudad apocalíptica, y las bailarinas, con movimientos artísticos más ligados a la expresión corporal que a lo acrobático, desplazándose por la pasarela, copando el escenario y rodeando en plan de custodia a la efigie gigante.

Hacia la mitad del show, luego de "Circus Maximus", finalmente The Weeknd se quitó el casco y dejó por primera vez su cara al descubierto bajo una larga ovación. Fue también un momento de quiebre musical, en donde la idea de recital se impuso por sobre el concepto propuesto en la primera parte.

SEGUÍ LEYENDO
Últimas noticias