domingo 10 de diciembre de 2023

LEGISLATURA DE NEUQUÉN

Presentaron un proyecto para compensar la emisión de dióxido de carbono con plantaciones de cáñamo

La iniciativa, presentada por el titular de la Fundación Faro Patagonia, propone un marco regulatorio para el cultivo de cáñamo, planta con un alto potencial de captura dicho gas. El objetivo es combatir las consecuencias del cambio climático.

Presentaron un proyecto para compensar la emisión de dióxido de carbono con plantaciones de cáñamo
viernes 17 de noviembre de 2023

Gastón D’angelo, presidente de la Fundación Faro Patagonia, presentó un proyecto para que las industrias con grandes emisiones de gases de efecto invernadero compensen tales emisiones a través de la plantación, cultivo y uso de cáñamo, planta con un alto potencial de captura y fijación de dióxido de carbono.

El objetivo es generar una política orientada a combatir las consecuencias del cambio climático, afectado directamente por la alta emisión de dióxido de carbono, entre otros gases.

La iniciativa apunta a que productores y empresas que desarrollen actividades industriales vinculadas a la energía, ganadería, construcción, transporte y gestión de residuos, entre otras, que provoquen gases de efecto invernadero, implementen una política de “cáñamo industrial” a través de la implementación del “plan de gestión de huellas de carbono”, en tanto mecanismo destinado a equilibrar tales emisiones. 

A tal fin, se prevén “beneficios promocionales” para quienes cumplan con tal requisito, como prioridad en la contratación pública, al tiempo que se promueven el acceso a créditos con tasas de interés preferenciales e incentivos y deducciones fiscales por el cultivo de cáñamo industrial y el desarrollo de tecnologías para su procesamiento y uso sustentable, entre otras propuestas de impacto financiero.

En cuanto al plan para la reducción de huellas de carbono, la propuesta determina que deberá ser gradual y, para obtener el certificado correspondiente, se deberá corroborar que los mecanismos de compensación garanticen que la implementación de las acciones de absorción o reducción sean “trazables y evidenciables”. 

El articulado de la iniciativa retoma las definiciones en la materia de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, y prevé que el Ejecutivo provincial elaborará los reglamentos técnicos de cuantificación que derivarán en la fórmula de cálculo de la huella de carbono.

Los fundamentos mencionan que la concentración atmosférica de los gases de efecto invernadero, como el dióxido de carbono (CO2), el metano (CH4) y el óxido nitroso (N2O), es considerada uno de los principales causantes del cambio climático. Informan, además, que suelen estar altamente vinculados a la actividad industrial humana, en particular en materia de generación de energía, quema de combustibles fósiles, residuos, agricultura, ganadería y deforestación. 

Frente a tal escenario, D’angelo asegura que es imperioso promover “el compromiso climático de los grandes emisores” de gases de efecto invernadero quienes deben, en primer término medir tales emisiones mediante el reporte de la huella de carbono que generan y, en segundo término, complementar tales emisiones con el uso del cáñamo para mitigar sus nocivos efectos para el ambiente.

Más adelante, hace referencia a los beneficios del cáñamo, por su alto potencial tanto para la captura y fijación del dióxido de carbono, como para la regeneración de la tierra y la eliminación de metales pesados del suelo. “El simple cultivo de cáñamo industrial proporciona una alternativa natural a los costosos procesos de desintoxicación”, explica D’angelo. 
SEGUÍ LEYENDO
Últimas noticias