miércoles 28 de febrero de 2024

Mosquito del dengue: cómo se realiza la vigilancia en la ciudad de Neuquén

Desde hace varios años se coordinan acciones de vigilancia para recolectar y registrar de manera sistemática, información sobre las poblaciones de insectos que transmiten enfermedades.

Mosquito del dengue: cómo se realiza la vigilancia en la ciudad de Neuquén
viernes 02 de febrero de 2024

Durante esta semana, los equipos de la Dirección General de Salud Ambiental y Cambio Climático del Ministerio de Salud, la Coordinación de Salud Ambiental de Zona Sanitaria Metropolitana y la Dirección de Laboratorio de Zoonosis y Vectores de la Municipalidad de Neuquén continúan realizando tareas conjuntas e interdisciplinarias de vigilancia y seguimiento del mosquito Aedes aegypti (vinculado al dengue, zika y chikungunya) en distintos sectores de la ciudad de Neuquén. Se trata de un pequeño mosquito con rayas blancas y negras en sus patas y abdomen.

Las tareas de vigilancia se realizan en toda la ciudad, con colocación de ovitrampas, las cuales se dejan durante una semana para realizar el monitoreo. Estas contienen un macerado de pasto en descomposición, que recrea las condiciones que atraen al mosquito para poner huevos. Al mismo tiempo, en algunos sectores se realizan visitas domiciliarias para búsqueda de criaderos y potenciales criaderos.

En los recorridos, los equipos informan y solicitan a la población no interferir o alterar las trampas, para lograr una correcta vigilancia. Además se realizan tareas de prevención y se explica que las trampas funcionan de igual manera que los recipientes domésticos con aguas estancadas, es decir que es fundamental observar y detectar todos los lugares o recipientes que pueden favorecer el desarrollo de estos insectos en los domicilios y sus alrededores.

El dengue es una enfermedad viral transmitida por la picadura de mosquitos infectados. Cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma de dengue y luego pica a otras personas les transmite esta enfermedad. El contagio nunca es de una persona a otra, ni a través de objetos o de la leche materna.

Es fundamental tener presente que todas las etapas del ciclo de vida de este insecto (huevo, larva, pupa y adulto) transcurren en entornos domiciliarios y urbanos, en lugares que pueden acumular agua.

¿Qué hacer?

·         Eliminar los recipientes en desuso que puedan acumular agua como latas, botellas, neumáticos, etc.

·         Dar vuelta, tapar o resguardar los objetos útiles que pueden acumular agua de lluvia o riego (baldes, palanganas, tambores, juguetes, etc.).

·         Mantener los patios y jardines desmalezados.

·         Destapar canaletas y desagües de lluvia.

·         Mantener tapados los tanques.

·         Cambiar el agua de bebederos de animales, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, y no olvidar limpiar correctamente estos recipientes.

·         Si encuentra una ovitrampa, no tocar ni alterarla.

Se recuerda que ante síntomas compatibles con la enfermedad (fiebre acompañada de dolor detrás de los ojos, de cabeza, muscular y de articulaciones; náuseas y vómitos; entre otros) y un antecedente de viaje a un lugar con circulación viral, es preciso realizar una consulta al equipo de salud. No hay que automedicarse, tomar aspirinas e ibuprofeno ni aplicarse medicamentos inyectables.

 

SEGUÍ LEYENDO
Últimas noticias