jueves 18 de abril de 2024

Lunes sin clases y con críticas al sindicalismo docente

El bloqueo a Casa de Gobierno fue el colmo, en el inicio de esta Semana Santa de aulas penosamente vacías

Lunes sin clases y con críticas al sindicalismo docente
lunes 25 de marzo de 2024

El ciclo lectivo de la provincia de Neuquén ingresó en su cuarta semana que es, además, la cuarta semana de paros con el agravante de que, este lunes, el sindicalismo (y activismo) docente de ATEN bloqueó los ingresos a Casa de Gobierno y afectó la prestación de servicios esenciales.
Esta semana no habrá un solo día de clases (ya que Jueves Santo y Viernes Santos no son laborables) y los alumnos habrán perdido, prácticamente, todo marzo. Esta situación puso en el ojo de la tormenta a la conducción de ATEN debido a que se estiró la brecha entre los estudiantes de la Educación Pública (a la que dicen defender) y sus pares del sector privado.
Como suele suceder, la bronca estalló en redes, radios y otros medios de comunicación. En los comentarios -tan propios de estos tiempos- no sólo se multiplicó la imputación de “vagos” (a esta altura, un clásico), sino que también se hizo mención al proyecto de Javier Milei de declarar servicio esencial a la educación, para garantizar las clases aún en las jornadas de protesta sindical, como las que padece la provincia.
“Faaaa finde XXXL del 22 al 01 sin laburar....”, dice uno de los comentarios en redes y también hay otros sobre que tiene francos sábado y domingo y vacaciones desde diciembre hasta marzo. La intransigencia sindical expuso innecesaria e injustamente al conjunto de los docentes; inclusive a aquellos que durante la última semana quisieron dar clases y no pudieron hacerlo porque la secretaria general de ATEN Capital, Angélica Lagunas, dio órdenes precisas de mantener cerradas las puertas de las escuelas. Hay un audio al respecto.
A este penoso presente se llegó luego de que el sindicalismo docente rechazara en forma sistemática el aumento salarial que incluía lo que el propio gremio había pedido: la actualización salarial por índice de precios al consumidor (IPC), que fue aceptada por todos los otros gremios de los trabajadores de la administración pública, incluidos los legislativos (ANEL) y los judiciales (SEJUN).
Ahora, ante la advertencia de que se descontarán los días no trabajados por paro ni se les pagarán los bonos de 100 mil pesos y de 125 mil pesos a los huelguistas, sobrevino el bloqueo sindical a Casa de Gobierno.

SEGUÍ LEYENDO
Últimas noticias