domingo 26 de mayo de 2024

Murió OJ Simpson, ex estrella de fútbol americano cuyo juicio por asesinato conmovió al mundo

El deportista, protagonista del llamado “juicio del siglo” por los brutales asesinatos de su esposa y un amigo varón, falleció a los 76 años. Luego fue sentenciado por otros delitos.

Murió OJ Simpson, ex estrella de fútbol americano cuyo juicio por asesinato conmovió al mundo
jueves 11 de abril de 2024

O.J. Simpson, la estrella del fútbol americano de la NFL cuya absolución en 1995 en el llamado “juicio del siglo” por los brutales asesinatos de su esposa y un amigo de ésta conmocionó al mundo, pero que posteriormente fue declarado responsable en otro juicio civil, murió a los 76 años, anunció su familia.

 

“El 10 de abril, nuestro padre, Orenthal James Simpson, sucumbió a su batalla contra el cáncer”, decía un mensaje firmado por la familia en la red social X.

 

Simpson ganó fama, fortuna y adulación gracias al fútbol americano y al mundo del espectáculo, pero su legado cambió para siempre con el asesinato a cuchilladas de su ex mujer, Nicole Brown Simpson, y el amigo de ésta, Ronald Goldman, en junio de 1994 en Los Ángeles.

 

La cobertura televisiva en directo de su detención tras una famosa persecución a baja velocidad supuso la caída en desgracia del héroe deportivo.

Había parecido trascender las barreras raciales como “tailback” estrella de los Trojans de la poderosa Universidad del Sur de California de fútbol americano universitario a finales de los sesenta, como vendedor de anuncios de coches de alquiler recorriendo los aeropuertos a finales de los setenta y como marido de una reina de la escuela secundaria rubia y de ojos azules en los ochenta.

“No soy negro, soy O.J.”, le gustaba decir a sus amigos.

El público quedó hipnotizado por su “juicio del siglo " en directo por televisión. Su caso suscitó debates sobre raza, género, maltrato doméstico, justicia de famosos y mala conducta policial.

Un jurado de un tribunal penal lo declaró inocente de asesinato en 1995, pero otro jurado de un juicio civil lo declaró responsable de las muertes en 1997 y le ordenó pagar 33,5 millones de dólares a los familiares de Brown y Goldman.

Una década más tarde, todavía bajo la sombra de la sentencia por homicidio culposo de California, Simpson condujo a cinco hombres que apenas conocía a un enfrentamiento con dos vendedores de recuerdos deportivos en una estrecha habitación de hotel de Las Vegas. Dos de los hombres que acompañaban a Simpson iban armados. Un jurado condenó a Simpson por robo a mano armada y otros delitos graves.

Encarcelado a los 61 años, cumplió nueve años en una remota prisión del norte de Nevada, incluido un periodo como conserje de un gimnasio. No se mostró arrepentido cuando salió en libertad condicional en octubre de 2017. La junta de libertad condicional le escuchó insistir una vez más en que solo intentaba recuperar recuerdos deportivos y reliquias familiares que le habían robado tras su juicio penal en Los Ángeles.

“Básicamente he pasado una vida sin conflictos, ¿saben?”, dijo Simpson, cuya libertad condicional terminó a finales de 2021.

La fascinación pública por Simpson nunca se desvaneció. Muchos debatieron si había sido castigado en Las Vegas por su absolución en Los Ángeles. En 2016, fue objeto tanto de una miniserie de FX como de un documental de cinco partes de ESPN.

 

“No creo que la mayoría de Estados Unidos crea que lo hice”, dijo Simpson a The New York Times en 1995, una semana después de que un jurado determinara que no había matado a Brown y Goldman. “He recibido miles de cartas y telegramas de gente apoyándome”.

Doce años después, tras una avalancha de indignación pública, Rupert Murdoch canceló un libro previsto por HarperCollins, propiedad de News Corp, en el que Simpson ofrecía su hipotético relato de los asesinatos. Iba a titularse “Si yo lo hice”.

La familia de Goldman, que seguía persiguiendo obstinadamente la multimillonaria sentencia por homicidio culposo, se hizo con el control del manuscrito. Retitularon el libro “Si yo lo hice: Confesiones del asesino”.

“Todo es dinero manchado de sangre y, por desgracia, tuve que unirme a los chacales”, declaró Simpson a The Associated Press en aquel momento. Cobró 880.000 dólares de adelanto por el libro, pagados a través de un tercero.

“Me ayudó a salir de deudas y a asegurar mi hogar”, dijo.

Menos de dos meses después de perder los derechos del libro, Simpson fue detenido en Las Vegas.

Simpson jugó 11 temporadas en la NFL, nueve de ellas con los Buffalo Bills, donde llegó a ser conocido como “The Juice” en una línea ofensiva conocida como “The Electric Company”. Ganó cuatro títulos de corredor de la NFL, corrió para 11.236 yardas en su carrera, anotó 76 touchdowns y jugó en cinco Pro Bowls. Su mejor temporada fue 1973, cuando corrió 2.003 yardas, siendo el primer corredor en superar la marca de las 2.000 yardas.

“Fui parte de la historia del juego”, dijo años después, recordando aquella temporada. “Si no hice nada más en mi vida, había dejado mi huella”.

Por supuesto, Simpson alcanzó otra fama.

Uno de los artefactos de su juicio por asesinato, el traje marrón cuidadosamente confeccionado que llevaba cuando fue absuelto, fue donado más tarde y expuesto en el Newseum de Washington, D.C. A Simpson le habían dicho que el traje estaría en la habitación del hotel de Las Vegas, pero resultó que no estaba allí.

Orenthal James Simpson nació el 9 de julio de 1947 en San Francisco, donde creció en viviendas subvencionadas por el gobierno.

Tras graduarse en el instituto, se matriculó en el City College de San Francisco durante un año y medio antes de trasladarse a la Universidad del Sur de California en el semestre de primavera de 1967.

Se casó con su primera esposa, Marguerite Whitley, el 24 de junio de 1967, y se trasladó a Los Ángeles al día siguiente para poder empezar a preparar su primera temporada con la USC, que, en gran parte gracias a Simpson, ganó el campeonato nacional de ese año.

Simpson ganó el Trofeo Heisman en 1968. Recibió la estatuilla el mismo día que nació su primera hija, Arnelle.

Tuvo dos hijos, Jason y Aaren, con su primera esposa; uno de ellos, Aaren, se ahogó cuando era pequeño en un accidente en una piscina en 1979, el mismo año en que él y Whitley se divorciaron.

Simpson y Brown se casaron en 1985. Tuvieron dos hijos, Justin y Sydney, y se divorciaron en 1992. Dos años después, Nicole Brown Simpson apareció asesinada.

“No necesitamos volver atrás y revivir el peor día de nuestras vidas”, dijo a la AP 25 años después del doble asesinato. “El tema del momento es el tema que nunca volveré a tratar. Mi familia y yo hemos pasado a lo que llamamos la ‘zona no negativa’. Nos centramos en lo positivo”.

SEGUÍ LEYENDO
Últimas noticias